ESPACIO FAMILIAR en Barcelona Creemos que rodearte de gente que cuida de ti y te apoya, te permite progresar. Por eso nos esforzamos por crear un entorno cariñoso y positivo para tu familia.

Ser madre o padre es todo un reto, ¿verdad?

Parece que le faltan horas al día.

Y aunque quieres con locura a tus hijos…

Te urge darle al stop. Disfrutar de un café con las amigas o de una clase de yoga.

 

 

Debes volver al trabajo. Quieres reanudar tu profesión sin sentirte culpable.

 

Deseas pasarlo pipa con tu hijo/a. Divertiros jugando y riendo durante un rato.

Buscas un lugar donde crear momentos mágicos con tu familia.

Porque puedes jugar, relajarte y encontrar tiempo para ti.

Justo por eso Celia y Kay empezaron Tembo Family Club, para crear una tribu que apoya y cuida de familias como la tuya.

Te voy a explicar un cuento.

 

Cuando Celia conoció a Kay y Kay a Celia, floreció una amistad hasta convertirse en familia.

 

Y socias de un negocio, porque habían encontrado la persona con la que querían montar una empresa. Así es como transformaron sus ideas en un espacio familiar.

 

Pero no fue hasta su viaje a Uganda, para colaborar en la construcción de un orfanato y un colegio para niños/as, que se toparon con la palabra Tembo. 

 

Según les explicó otra voluntaria, Tembo es elefante en Swahili y eso era lo que ellas querían para su espacio familiar, que fuera como una manada de elefantes.

 

¿Sabías que todos los elefantes de una misma manada colaboran en el cuidado de los pequeños y se muestran amor y cariño? De hecho, si les ves entrelazando sus trompas es que están besando y abrazándose.

 

Vieron que Tembo encajaba a la perfección para su espacio familiar en Barcelona, porque ellas creen que rodearte de gente que cuida de ti y te da apoyo, te facilita la vida y permite que evoluciones.

Y por supuesto, una historia siempre esconde otra. En el caso del espacio familiar en Barcelona de Tembo, hay dos.

Kay Little

Originaria del Reino Unido y barcelonesa de adopción

“Tomarte tiempo para ser Amable es sencillo”.

Y Kay ha tenido muchas oportunidades para ponerlo en práctica porque siempre ha trabajado con niños.

 

Después de estudiar artes escénicas pasó a enseñar teatro y danza a niños.

 

Esto despertó su interés por la educación y la llevó a estudiar para profesora de inglés como lengua extranjera y profesora de estimulación cognitiva y sensorial para bebés. También de animadora infantil, puesto que cree que para educar hay que entretener.

 

Su vida la llevó a Australia donde enseñó inglés y educación física.  Allí experimentó lo importante que es para los peques, que la gente que les rodea les cuide y les dé cariño. Hizo de “madre” en un internado con niños de 5 a más años.

 

Finalmente su camino la trajo a Barcelona donde fue mamá y se convirtió en emprendedora.

 

Se dio cuenta de que conciliar familia y trabajo como madre en un país nuevo, lejos del apoyo familiar, era duro. Y había muchas familias en su misma situación. 

 

Así pasaron unos años en los que organizó casales de verano multilingües, grupos de juego en inglés y creó una agencia multilingüe. Hasta que decidió fundar el espacio familiar de Tembo en Barcelona y el detonante fue Celia, conoció a su socia ideal.

 

Si le preguntas a Kay por qué disfruta trabajando con niñxs, te responderá: “Me gusta pensar que les dejo una huella positiva que les ayudará a lo largo de sus vidas.”

 

Pst, te cuento un secreto? 

A Kay le encanta un Sunday roast con muchas verduras (y si incluye  chimenea más aún). Uno de sus pasatiempos favoritos en días lluviosos, es acurrucarse en el sofá con sus hijos para ver una película mientras comen palomitas.

Celia Arroyo

Barcelonesa de toda la vida y descubridora de culturas

“Si te rodeas de gente que te hace sentir cómoda, favorece que tengas una actitud positiva en la vida.”

Celia se centró en el sector de la educación desde el principio. Estudió educación infantil en la universidad y más tarde monitora y directora de tiempo libre en la Fundación Pere Tarrés. Aquí aprendió a educar al mismo tiempo que entretenía.

La pasión de Celia por la aventura y la diversión, han guiado en diferentes direcciones su camino profesional. 

Ha trabajado como educadora en un grupo de crianza, como monitora de comedores escolares, de animadora infantil en hoteles, en Soho house Barcelona como nanny, de babysitter para distintas familias y en casals de verano.

En breve, ha tratado con familias de distintas partes del mundo y niños de diferentes edades. Ha podido aprender de toda la gente con la que o ha compartido experiencias laborales o ha ayudado con su trabajo (como conseguir hablar italiano).

Le han hecho ver que nunca sabes quién o qué te va a impulsar hacia la siguiente aventura.

Su amor por aprender la llevó a Londres a perfeccionar su dominio del inglés. Luego volvió a casa, donde finalmente conoció a Kay cuando hizo de profesora de su hijo de 2 años.

Supo que había encontrado a la persona con la que quería empezar una nueva aventura. Un proyecto que deseaba realizar desde hacía tiempo. Crear un negocio que girara en torno a educar y entretener a niñxs.

Un espacio familiar que pronto prestará más apoyo a las familias porque está finalizando sus estudios de psicología en la UOC.

¿Sabes por qué le gusta trabajar con niños a Celia? “Es como una aventura, los niños siempre consiguen sorprenderme”

Shhhh, no se lo digas a nadie, pero en su tiempo libre le encanta…hacer puzzles y asistir a espectáculos de magia y circo. Ah si, y viajar para explorar lugares nuevos, descubrir otras maneras de vivir y probar comida deliciosa (por el momento su favorita es la india).

 

Ahora ya sabes quién hay detrás del espacio familiar de Tembo, un gran tándem que cree que si siembras amabilidad y cariño eso es lo que acabas recogiendo

Descubre cómo puedes encontrar ayuda para conciliar vida laboral, familiar y personal.